Vara de Melchisedek

296.00

Fuego del Espíritu Santo

 

Material:

Barra de cristal con fino pulido y grabado en cada uno de los cantos los símbolos “Alfa” y “Omega”.

Esta vara solo se puede adquirir luego de realizar “Litios I y Litios II”

Con Iniciación y Energía Cristalina

Medidas:
Longitud: 27 cm
Diámetro: 2,5 cm

 

Categoría:

Descripción

1

Conecta Alfa “el Comienzo” y Omega “la Realización” en nosotros mismos. Lo que se rompió es sanado. Trae el Fuego del Espíritu Santo que limpia y purifica todo. El bautismo a través del Fuego. Nos convertimos en Columnas de Fuego. Si nosotros sostenemos la vara en nuestras manos nos convertimos en un pilar de luz e integramos todos los chacras. Posee un altísimo poder espiritual de curación para meditación y curaciones a distancia. Libera, limpia y protege de energías negativas de todo tipo, incluso magia negra. Supera tiempo y espacio: transformación kármica. Orientación a lo mas divino en nosotros y en el universo. Melchisedek el Sumo Sacerdote nos abarca con el fuego del espíritu santo. nos volvemos una antorcha de fuego del amor, que todo lo enciende en nosotros y nuestro entorno. El Alfa y el Omega se unen en nosotros. La barra de Melchisedek actúa poderosamente con fuego divino purificador. Se adecúa para la solución de problemas de energía de magia negra y liberación de energias extrañas. El alto sacerdote melchizedek nos sostiene en el fuego del Espíritu Santo.

2

Para meditaciones: dirigir el Alfa hacia la tierra y el Omega hacia el coronario. Ya sea depositando la barra sobre si mismo o sosteniendola con las manos. La barra tiene una polarización. El lado de Alfa sirve para atraer energía y el Omega dirige pura energía luminosa y con ella nos carga. La barra de Melchisedek es un instrumento luminoso tan poderoso que solamente puede ser entregada tras asistir al curso adecuado y recibir la iniciación personalizada.

3

del Sumo Sacerdote Melchisedek:

“Alfa y Omega son uno, principio y fin. El circulo esta completado en su interior, lo que estaba roto es sanado. El corazón roto es sanado. Asi como eran al comienzo: Espíritus Puros, el Alfa de su Comienzo. Uds regresan como seres Humanos Perfectos Divinos de Creación. El Omega, la Perfección en su interior. Alfa y Omega son Uno en su interior y todo es sanado, porque Alfa y Omega están reunidos otra vez. El Fuego del Espíritu Santo y la Flama Divina de Creación Original de la Madre Tierra se encuentran en el interior. Es una purificación a través del fuego sagrado, la purificación de la divinidad, en la que Dios deposita a sus elegidos. El residuo del ego proveniente del viejo ser humano es puesto a través de este fuego. Oro refinado en uds y alrededor de uds. Oro purificado, un tesoro eterno…”

 

Vara de Melchisedek.pdf

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Vara de Melchisedek”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *